Lo más visitado...

20 ago. 2014

Fauna y Flora de Felix con Rubén Tarifa Murcia: Alcaudón común (Lanius senator)

Alcaudón común (Lanius senator)

El maravilloso mundo de las aves de presa ha llamado la atención del hombre desde tiempos inmemorables. Halcones que se dejan caer en picado desde el techo del cielo y águilas con vuelos majestuosos, incluso imperiales, han sido envidiados desde que el mundo es mundo.
Sin embargo, aunque no sean muy abundantes por tierras felisarias,  podemos decir que tenemos la versión en miniatura de estas impresionantes aves. El pasó intermedio entre las que trinan y la que planean alto.


Hablamos del alcaudón común (Lanius senator), una de las figuras más carismáticas de la avifauna que habita en los almendrales del pueblo. Debido a sus costumbres territoriales, no es de extrañar, que nuestro paseo veraniego se vea interrumpido por un chorro de notas chirriantes y chasqueantes. Una figura esbelta de colores achocolatados, negros y blanquecinos,  nos indicará con el movimiento de su cola, de la misma manera que lo haría un semáforo al ponerse en rojo, que no podemos pasar. No somos bienvenidos. Nos estamos acercando demasiado al humilde territorio de esta pintoresca especie.
Encuentros de este tipo son relativamente frecuentes en las cercanías del pueblo durante todos los meses de verano y  hasta principios de otoño. Llegado este momento el alcaudón común huye del “frio” almeriense rumbo a las sabanas africanas.
Entre  Abril y Mayo ambos miembros de la pareja construirán un nido en forma de taza con pequeñas ramitas flexibles en arbustos espinosos, almendros e incluso olivos. La puesta consta de 5 a 6 huevos que serán incubados por la hembra. El macho, como buen galante, alimentará a su amada mientras dure la incubación. Cuando eclosionen los huevos, ya será otra historia, aquí habrá un reparto de tareas respecto a la alimentación de los pollos.


Gracias a su pico ganchudo capturarán insectos, lagartijas y algún que otro ratoncillo, que serán localizados desde sus múltiples oteaderos. Su “primo” el alcaudón real (Lanius meridionalis) llega incluso a imitar el canto de las pequeñas avecillas a las que sorprende tras usar su reclamo. En cambio el alcaudón común no tiene la suerte de tener esta capacidad. Y es que podemos decir, que la familia Lanidae, a la que pertenecen ambas especies, es de lo más peculiar.
¿Quién se iba a imaginar que usarían despensas para guardar la comida? Pues sí, así mismo. Y además totalmente naturales.
Los aguijones de zarzas y las espinas de diferentes arbustos sirven para empalar a escarabajos y ratoncillos. Aquí, son guardados cuando hay exceso de alimento y serán una sutil pista para seguir su rastro. Pistas que con el paso de los años cada vez son más difíciles de seguir.
El cambio que se está produciendo en el paisaje agrario hace que los lugares que utiliza esta especie para cazar y criar sean cada vez más escasos. Por ello, actualmente se considera por la IUCN como una especie, casi amenazada en la Península Ibérica. Por otra parte, Félix aún cuenta con un buen número de parejas reproductoras durante el verano.
Por ello les invito a que salgan al campo con el simple objetivo de observar y de no ser visto. Déjense embelesar por las técnicas de caza de este pequeño ave de movimientos felinos. Seguro que merece la pena el paseo y el espectáculo vivido.

Rubén Tarifa Murcia
atricapilla.15@gmail.com

No hay comentarios: