Lo más visitado...

16 sept. 2008

Al otro día de la Batalla del Cerro de la Matanza

...No faltaron otros soldados nobles y piadosos que ampararon a otras muchas mujeres. Yo por mi parte digo, que salvé más de veinte, las cuales juntas con las que salvaron los demás harían el número de doscientas moras. Este fin tuvo aquella sangrienta batalla en dicho día; y al otro, que era el de San Sebastián, salió mucha gente para reconocer el campo, y de allí se trajeron abundantes despojos de la gente muerta, de ropas, collares, zarcillos, manillas, armas y otras cosas. Todos volvían espantados de ver su propia crueldad, y tanto muerto, que causaba grandísima compasión. A este tiempo llegó a Félix la gente de Murcia, no habiendo podido llegar antes, y con ella se holgó mucho el Marqués. No había éste olvidado el desorden que el día antes movió la vanguardia, y mandando llamar a los capitanes reprehendió aquel desatino y los trató ásperamente de palabra: ellos dieron su justo descargo, y tomados informes por el Marqués, se halló que el más culpado de todos era un soldado de Lorca llamado Palomares, al cual mandó prender y ahorcar......


Guerras Civiles de Granada
Ginés Pérez de Hita

No hay comentarios: